Experimenta 66

Revista Internacional de Diseño. Experimenta 2014

Su director y editor, Pier Luigi Cattermole, nos pidió que diseñáramos el primer número de la nueva etapa de la revista y desde luego aceptamos el reto. EXPERIMENTA renace después de tres años. Se quedó en el número 65, y empieza una nueva etapa en la que cada número va a estar dedicado a un tema específico y la maquetación quedará a cargo de un diseñador distinto. Pero lo bonito de este renacimiento es que EXPERIMENTA sigue siendo EXPERIMENTA. Este es, de hecho, el número 66. Por eso decidimos ser fieles con el pasado y mantuvimos dos grandes señas de identidad: el formato y la cabecera. La maquetación interior la hemos resuelto en estrecha colaboración con Antonio Rodríguez, que lleva desde el inicio con la revista y nos hemos centrado en la portada y en las portadillas de los artículos. Como este número está dedicado a la autoproducción planteamos una portada “autoproducible”. Una portada blanca en la que cada lector puede componer el título DO IT YOURSELF usando las letras recortadas que se adjuntan, blancas por una cara y negras por el dorso. La tipografía elegida es la Steelfish. Una fuente rotunda, muy contundente. Es la misma que hemos usado en las portadillas, donde se destaca la palabra clave del título y a partir de ella se componen todos los elementos de la página.

Estamos orgullosos de haber asistido desde la primera fila al renacimiento de un proyecto editorial que siente, reflexiona y habla de diseño y que jamás debió de desaparecer. ¡EXPERIMENTA ha muerto! ¡Viva EXPERIMENTA!

Experimenta 66

Revista Internacional de Diseño. Experimenta 2014

Su director y editor, Pier Luigi Cattermole, nos pidió que diseñáramos el primer número de la nueva etapa de la revista y desde luego aceptamos el reto. EXPERIMENTA renace después de tres años. Se quedó en el número 65, y empieza una nueva etapa en la que cada número va a estar dedicado a un tema específico y la maquetación quedará a cargo de un diseñador distinto. Pero lo bonito de este renacimiento es que EXPERIMENTA sigue siendo EXPERIMENTA. Este es, de hecho, el número 66. Por eso decidimos ser fieles con el pasado y mantuvimos dos grandes señas de identidad: el formato y la cabecera. La maquetación interior la hemos resuelto en estrecha colaboración con Antonio Rodríguez, que lleva desde el inicio con la revista y nos hemos centrado en la portada y en las portadillas de los artículos. Como este número está dedicado a la autoproducción planteamos una portada “autoproducible”. Una portada blanca en la que cada lector puede componer el título DO IT YOURSELF usando las letras recortadas que se adjuntan, blancas por una cara y negras por el dorso. La tipografía elegida es la Steelfish. Una fuente rotunda, muy contundente. Es la misma que hemos usado en las portadillas, donde se destaca la palabra clave del título y a partir de ella se componen todos los elementos de la página.

Estamos orgullosos de haber asistido desde la primera fila al renacimiento de un proyecto editorial que siente, reflexiona y habla de diseño y que jamás debió de desaparecer. ¡EXPERIMENTA ha muerto! ¡Viva EXPERIMENTA!