100&NOMORE

Gráfica para ginebra artesanal. Ricardo Barguñó. 2021

Una marca nueva para producir ginebras con sabores especiales y a la que hay que dotar de naming, de posicionamiento y de imagen. El eje del proyecto es la exclusividad, lotes de 100 botellas de cada sabor numeradas. Lo primero es buscar un nombre que haga referencia a eso y que de pie a contar una historia (storytelling): Un marino holandés, Andreas Van Loy, es enviado por la Compañía Holandesa de las Indias, en busca de una baya con la que elaborar una ginebra curativa, capaz de paliar la pandemia que asola los Países Bajos. Tras dos años en el mar de Java, cuando ya está a punto de concluir su viaje sin haber conseguido el objetivo, encuentra el codiciado fruto, llena las bodegas e inicia el regreso. Pero las tormentas, los piratas y las duras condiciones del viaje de vuelta diezman la carga del barco. Al llegar al puerto se descargan las bayas y se constata que quedan muy pocas en buen estado. El Príncipe de Orange, consternado, le comunica las pocas botellas de ginebra que van a poder llenar: 100&nomore!
En la etiqueta, sin adhesivo, sujeta mediante una goma elástica, el protagonista es el número del lote y en la cara posterior lleva un texto relativo al sabor de la ginebra correspondiente que puede leerse desde atrás a través del vídrio. La botella va cerrada con un lacre y se presenta en cajas de cartón kraft de una o tres unidades que sirven como caja de envío, puesto que la venta se hace a través de internet y queríamos evitar que hubiera una caja dentro de otra.